21/05/2014

Alstom e Isolux han firmado un contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de Méjico, valorado en 280 millones de euros (90 millones para Alstom), para la conversión a coque de carbón de las unidades I y II (158 MW cada una) de la Central Termoeléctrica de Altamira. Esta central mejicana utiliza actualmente fueloil como combustible y, gracias a este proyecto, pasará a utilizar coque de carbón, reduciendo significativamente los costes operativos debido al menor precio del coque de carbón. Será la primera vez que se lleve a cabo una reconversión de estas características en Méjico.

El proyecto adjudicado a Alstom e Isolux incluye diseño, ingeniería, fabricación, construcción e instalación de los equipos, obras electromecánicas, civiles, de instrumentación y control, así como la rehabilitación y modernización de dichas unidades para extender su vida útil en 30 años adicionales. Alstom suministrará la tecnología principal, que incluye dos calderas CFB (Lecho fluido). Isolux, como contratista principal y líder del consorcio, se encargará de la integración de dicha tecnología con el resto de suministros y trabajos que completan el proyecto. 

Esta reconversión se inscribe dentro los compromisos establecidos en la Estrategia Nacional de Energía de Méjico 2013-2027, que busca favorecer una generación de electricidad  más limpia, para lo que se busca, entre otros aspectos, mejorar la eficiencia de las actuales centrales térmicas. Una vez completado el proyecto, la central de Altamira habrá reducido en un 90% las emisiones contaminantes de dióxido de azufre ( SO2). 

Contacto de Prensa: 

Irma Aguado (Alstom España)
Tel.: + 34  91 334 5800
irma.aguado@crn.alstom.com
www.alstom.es