Alstom se centra el transporte ferroviario con una posición de fuerte liderazgo

02/11/2015

Alstom ha completado la venta de las actividades de energía (generación y transmisión de electricidad) a General Electric (GE), por un valor aproximado de 12.400 millones de euros[1]. En consecuencia, el Grupo queda desde hoy completamente centrado en el mercado del transporte ferroviario.

Los ingresos de la transacción permitirán adquirir las actividades de señalización de GE, por un importe de aproximadamente 700 millones de euros. También se invertirán aproximadamente 2.400 millones de euros en la creación de tres joint ventures con General Electric en el campo de la distribución de energía, las energías renovables y las turbinas de vapor y nucleares en Francia, respectivamente. Tal y como se anunció previamente, una  parte de los beneficios (entre 3.200 y 3.700 millones de euros) serán reembolsados a los accionistas. El Consejo de Administración, que se reunirá el próximo 4 de noviembre, propondrá una oferta pública de recompra de acciones (OPRA), que será seguida por una reducción de capital a través de la cancelación de acciones.

Esta operación se someterá a la aprobación de los accionistas en la  Asamblea General que tendrá lugar antes de fin de año. Una vez completada la operación, Alstom será una compañía libre de deuda y con un balance sólido.

Alstom opera en un mercado estable con importantes factores de crecimiento. Gracias a su presencia en todos los continentes, a su completa gama de soluciones y a su constante innovación, Alstom es uno de los principales actores del mercado ferroviario, con una posición líder en el suministro de material rodante, servicios, sistemas y señalización. Esta posición de liderazgo se ve hoy reforzada con la adquisición de GE Signalling. La división de señalización de GE, que cuenta con 1.200 empleados, incorpora al Grupo nuevas tecnologías de señalización para el transporte de mercancías, al tiempo que refuerza la presencia de Alstom en Norteamérica.

Alstom cuenta con una cartera de pedidos récord, que le aporta una buena visibilidad a largo plazo. La cartera actual incluye contratos de gran envergadura, como los obtenidos recientemente para los metros de Sídney, Kochi, Riad o Paris; las soluciones de señalización para el área de Toronto y Dinamarca; los sistemas tranviarios para Rio de Janeiro, Lusail y Sídney; así como el gran contrato para el suministro de trenes de cercanías en Sudáfrica. La mayoría de estos proyectos, además, incluyen respectivos  contratos de mantenimiento a largo plazo.

« Hoy es un día histórico para Alstom. Hemos alcanzado un acuerdo con General Electric beneficioso para ambas compañías. Este acuerdo protege los intereses de los trabajadores y de los clientes de las actividades de energía, al tiempo que refuerza la posición de Alstom en el sector ferroviario. Alstom ocupa actualmente una posición de liderazgo en el mercado mundial de transporte, en plena expansión, en el que podrá  competir con una situación financiera sólida, que le permitirá desarrollar su estrategia de crecimiento. La compañía, completamente enfocada ahora en el negocio ferroviario, también se beneficia  de un equipo directivo experimentado, liderado por Henri Poupart-Lafarge, en el que confío plenamente  para conducir al Grupo hacia un futuro exitoso », ha destacado Patrick Kron, Presidente y Consejero Delegado de Alstom.

Sobre Alstom

Como promotor de la movilidad sostenible, Alstom desarrolla y comercializa sistemas, equipos y servicios para el transporte ferroviario. Alstom gestiona la gama más completa de soluciones –desde alta velocidad, hasta metros y tranvías-, incluyendo tanto los trenes, como los servicios de mantenimiento, equipos de infraestructuras y tecnologías de señalización.  Alstom es, además, el líder mundial en sistemas ferroviarios integrados. Alstom registró ventas por valor de 6.200 millones de euros en el ejercicio fiscal 2014-2015. Con presencia en más de 60 países, Alstom emplea a 32.000 personas en todo el mundo.

Alstom España es el segundo mayor empleador del sector del transporte ferroviario en España, con cerca de 2000 trabajadores en 19 centros de trabajo. La compañía cuenta con una planta industrial dedicada a la fabricación de trenes y  con 4 centros de  innovación para el desarrollo de programas de i+d en materia de seguridad ferroviaria, señalización, mantenimiento y material rodante.



[1] Esta cifra incluye 1.900 millones de efectivo en los negocios de energía transferidos a GE y, posteriormente, 400 millones de euros relacionados con el acuerdo comercial alcanzado en diciembre de 2014 y 300 millones de euros del ajuste de precio anunciado en julio de 2015.