El consorcio formado por Bombardier, Alstom e Indra gana un contrato de Control Ferroviario de Alta Velocidad

ALSTOM Transport / TOMA - C.Sasso

22/9/2015

  El consorcio formado por Bombardier, Alstom e Indra ha ganado el contrato de suministro de sistemas de señalización y servicios de mantenimiento para la nueva sección de alta velocidad del corredor ferroviario Madrid-Lisboa, en Extremadura. El proyecto, adjudicado por Adif Alta Velocidad, tiene un valor total de 164 millones de euros (185 millones de dólares). La participación de Bombardier está valorada en 77 millones de euros (86 millones de dólares); la parte de Alstom, en 62 millones de euros (70 millones de dólares); y la de Indra, en 25 millones de euros (28 millones de dólares).[1]

El consorcio será el responsable del diseño, el suministro, la instalación, las pruebas y la puesta en servicio de los sistemas de señalización y comunicación. Esto incluye la instalación del ERTMS Nivel 2 (sistema europeo de control de tráfico ferroviario) en los 164 kilómetros que distan entre Plasencia-Cáceres y Cáceres–Badajoz. El contrato también incluye 20 años de mantenimiento que comenzará al final de la fase 1 de la entrega del sistema de señalización. Bombardier implementará su solución BOMBARDIER INTERFLO 450 ERTMS Nivel 2 en toda la línea. Por su parte, Alstom será el responsable del sistema de enclavamiento electrónico y suministrará su solución SMARTLOCK 300, e Indra implementará el sistema ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático).


1- Todas las cantidades están redondeadas y excluyen impuestos