Alstom invierte en EasyMile, un start-up que desarrolla transbordadores eléctricos sin conductor


Con una inversión de 14 millones de euros, Alstom ha adquirido una participación minoritaria en EasyMile, una start-up innovadora responsable del desarrollo de la lanzadera eléctrica sin conductor EZ10. 

Esta inversión forma parte de la ampliación de capital que está llevando a cabo actualmente EasyMile. Al mismo tiempo, Alstom y EasyMile han firmado un acuerdo de colaboración comercial cuyo objetivo es unir fuerzas para ofrecer soluciones integradas de transporte urbano. Alstom tendrá representación en el Consejo de Administración de EasyMile.

 La EZ10 ofrece transporte colectivo sin conductor para los trayectos finales. Las lanzaderas eléctricas EasyMile operan desde una plataforma de transporte hasta un destino final dentro de un distrito o una zona limitada. Las lanzaderas de EasyMile pueden transportar hasta 12 pasajeros. Desde abril de 2015, la EZ10 se utiliza en más de 50 lugares de 14 países de Asia, Norteamérica, Oriente Medio y Europa.

“En el marco de su estrategia 2020, Alstom ha decidido explorar negocios paralelos, especialmente en el contexto de la digitalización. Mediante esta inversión, Alstom amplía sus conocimientos sobre tecnologías de transporte sin conductor y continúa su desarrollo en el creciente sector de la movilidad inteligente. Confiamos en el éxito de la EZ10, que ya ha sido puesta a prueba en diferentes climas y condiciones”, declara Bruno Marguet, Director de Estrategia de Alstom.

Los fondos proporcionados por Alstom se usarán para acelerar el crecimiento de la empresa y prestar apoyo a su programa de I+D. Asimismo, EasyMile se beneficiará de la red de Alstom para aumentar su proyección internacional.

EasyMile es una compañía tecnológica fundada en 2014 y especializada en software para vehículos autónomos y soluciones de movilidad inteligente. Con una plantilla de 60 empleados, cuenta con oficinas en Toulouse, Singapur y Denver (Estados Unidos).