Profesional de Alstom concibe el proyecto “En la Cima del Mundo” y escalará las mayores montañas, incluyendo el Everest

El gerente de proyectos brasileño Cristiano Müller ya estaba acostumbrado a trabajar en amplios y complejos proyectos, durante sus 16 años en Alstom, pero no imaginaba que todo esto lo ayudaría a planificar un desafío, en un ambiente bien diferente al cotidiano.

En el 2012, al ver un programa de TV, se interesó en el reportaje del renombrado montañista Manoel Morgado y a partir de este momento nació una curiosidad que se transformó en pasión. En este reportaje, Manoel contaba que acababa de escalar el monte Vinson en la Antártica convirtiéndose en el segundo brasileño en conquistar las llamadas “7 cumbres”, que son las montañas más altas de cada continente.

Cristiano vio en ese momento renacer un sueño de niño, que era el de ser un deportista profesional. “Fue entonces que comencé a ver el montañismo como una posibilidad de retomar un sueño de infancia o de poder practicar un deporte de alto nivel, superar mis propios límites y  lograr grandes hechos” afirma.

El logro de grandes hechos ya formaba parte de su vida, pues trabajó en proyectos de gran complejidad en Alstom, siendo el último la hidroeléctrica de La Vueltosa, en Venezuela, a la cual se dedicó durante tres años y medio. Ya son 12 los años de trabajo de Alstom en este proyecto que es un marco importante para la estabilidad de la red eléctrica en Venezuela. Diversos profesionales y de diversos países participaron en este complejo trabajo, aprendiendo mucho sobre gestión en las más diversas condiciones. Y este aprendizaje es considerado como uno de los grandes legados de Alstom que Cristiano lleva al proyecto que bautizó como “En la Cima del Mundo”, el cual involucra escalar las principales montañas del mundo en un período de un año, finalizando con el Everest, donde Cristiano  intentará clavar la bandera de Brasil a más de 8 mil metros de altitud.

Desde hace algún tiempo, Cristiano se prepara físicamente para esta aventura. Practica maratones desde el 2012 y ya escaló importantes montañas, para quien ejercita deportes outdoor, como el Elbrus, en Rusia, considerada la más alta montaña de Europa; el Aconcagua en Argentina, montaña más alta de las Américas y el Mont Blanc, lo máximo de Europa Occidental. Ahora él parte para Suiza, Italia, Alaska, Tanzania, Nepal y Tibet. El Everest está previsto para ser conquistado en junio de 2016. Sólo para esta parte final del proyecto, son más de 60 días dedicados al trayecto.

“La dificultad técnica y todas las variables que incluyen este tipo de escalada (disponibilidad de recursos, apoyo de la familia, dedicación a los entrenamientos y preparación; etc.) están relacionados con mi función como ejecutivo de una gran empresa que se dedica a llevar energía a miles de personas en varias partes del mundo (lo cual también me deja bastante satisfecho)”, comenta Cristiano.

Él también menciona que, de la misma forma como en un proyecto realizado en Alstom, las escaladas necesitan de una gran dosis de planificación, gestión de riesgos, estudios de escenarios, seguimiento de etapas importantes y, claro, celebración de cada conquista.

“Cualquiera que sea el proyecto que se va a ejecutar, el secreto está también en el trabajo en equipo. Nuestra vida no depende únicamente de nuestras manos, también depende de las manos de las otras personas del equipo, cada uno con una función esencial”, concluye.

Acompañemos los pasos de Cristiano durante este grandioso proyecto y deseemos  buena suerte a nuestro ejecutivo.

Press contact:

Mariana Maciel - mariana.maciel@alstom.com / Tel.: (11) 3612-7074

Ana Paula Mattar – anapaula.mattar@cdn.com.br / Tel.: (11) 3612-7079